Social Media, camino a la especialización

Ahora que estoy empezando a formarme en Community Management y Social Media y a ofrecer unos servicios relacionados, he podido observar una circunstancia que me es muy familiar, la falta de especialización y como entienden las personas ajenas a esta profesión las funciones que desarrollamos. Hace unos 15 años, cuando apareció el boom de la informática y todos los jóvenes querían dedicarse a ello (entre los que me encuentro), estos se veían obligados a entender de todo lo relacionado con los ordenadores si querían ser considerados profesionalmente. Un técnico informático de entonces debía saber instalar un S.O., montar el cableado de una red, reparar un equipo y sustituir sus piezas, realizar una página web en html, desarrollar programas, consultar o diseñar bases de datos en access, etc. Hoy en día, afortunadamente, todas estas funciones se han diversificado y especializado. Ahora existen técnicos de sistemas, de redes, programadores, diseñadores web, analistas de bases de datos, y un sin fin de aplicaciones prácticas relacionadas con la informática, pero plenamente distintas entre sí.

Con los community manager está sucediendo lo mismo. Para un empresario no informado en Social Media que se plantee contratar a alguien encargado de gestionar la imagen de su empresa en los medios sociales, considera que la persona elegida debe desempeñar un sin fin de cometidos, en la mayoría de los casos sin mucho o nada que ver entre sí, pero que se relacionan de forma natural y equivocada a su perfil debido a la falta de definición y de concreción de una profesión recién nacida.

A un community manager en la actualidad se le pide gestionar y administrar los perfiles públicos en las redes sociales de la compañía para la que trabaja, posicionar la marca en los buscadores, diseñar campañas de marketing digital, analizar las estadísticas de la web, responder a las preguntas de los usuarios, elaborar los contenidos publicados en las diferentes plataformas, relaciones públicas 2.0, incluso se le puede requerir que ponga en marcha un blog.

Ahora viene una cuestión de importancia capital para la evolución de esta profesión: ¿un community manager debería tener conocimientos de marketing, publicidad, comunicación, periodismo, relaciones laborales, analítica, diseño web y SEO o deberían diversificarse y especializarse para así formar expertos de todas estas competencias?.

La respuesta la tenéis todos y cada uno de vosotros, como actuales community managers, en definir lo que queréis ser (o no) en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>