¿Por qué suprimir el Consejo Europeo?

 
Con la proximidad de las Elecciones Europeas, la maquinaria de los partidos españoles se pone en marcha para proponer en sus programas políticas aplicadas a la Unión. Políticas que, sin entrar en debates ideológicos enfrentados, sin duda bajo la perspectiva de cada partido, buscan cambios que proporcionen beneficios para los europeos en general, y los españoles en particular.De entre todas las propuestas de todos los partidos políticos españoles, quisiera destacar el punto 32 del programa electoral de UPyD a las mencionadas Elecciones Europeas, que defiende la supresión o conversión del Consejo Europeo, órgano integrado por los veintiocho jefes de Estado de los países miembros, el Presidente de la Comisión Europea y el Presidente del Consejo Europeo, responsable de presidir las reuniones, sucedidas, al menos, dos veces al año, aunque de carácter ordinariamente trimestral. Estas se denominan como «cumbres europeas».
El Consejo Europeo, hasta la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el 1 de diciembre de 2009, no pertenecía al grupo de instituciones europeas, ni ejercía función legislativa alguna. A día de hoy, las funciones definidas para este órgano, son fijar el rumbo y las prioridades políticas generales de la Unión Europea y abordar las cuestiones complejas o sensibles, incapaces de resolverlas en el nivel inferior de la cooperación intergubernamental. A pesar de su trascendencia a la hora de establecer la agenda política de la Unión, carece de competencias para aprobar legislación. Incluso el mismo Tratado de la Comunidad Europea, en sus artículos 11 y 121, establece que cuando confía una decisión a los Jefes de Estado o de Gobierno miembros del Consejo Europeo, estos actúan como Consejo en el sentido comunitario de la palabra, en el caso de las decisiones últimas de autorización de cooperación reforzada en el ámbito comunitario, y de la elección de los Estados miembros que cumplen las condiciones de acceso a la moneda única, respectivamente.

Unión Progreso y Democracia, un partido eminentemente europeísta, con una clara propuesta en favor de la política exterior, traslada una de sus principales proposiciones nacionales al marco europeo, la supresión de las duplicidades administrativas, para lograr que la Unión Europea sea un actor creíble, activo y eficiente en la escena global, superando las debilidades de los países miembros.

Para UPyD, el Consejo Europeo fomenta el debilitamiento de las instituciones europeas, en buena parte suplantadas por los gobiernos de los Estados miembros a través de este órgano, que en el diseño institucional original no preveía las reuniones oficiales de los Jefes de Estado como institución comunitaria. El Consejo Europeo supone el mayor lastre para el fluido funcionamiento de la UE, además de perturbar, mediante la protección que ejercen los Jefes de Estado y de Gobierno de sus intereses, la actividad ordinaria de las instituciones comunitarias. Estos máximos responsables, tienen que estar representados a través de los correspondientes consejos de ministros, evitando así las dificultades existentes para operar en términos globales dentro del Consejo Europeo.

Una política europea integradora comprometida, sería la que planteara reforzar la presencia de las instituciones comunes, no reforzar la presencia de los Estados. No se trata de discutir en un entorno nacional si ser más o menos europeos, se trata de apostar por una mejor Europa, más eficaz, más sólida y más democrática, capaz de corregir determinadas desviaciones.

La alternativa natural para esta ineficiencia, es que la Comisión Europea, como órgano de preparación y ejecución de la política comunitaria, y como responsable legal europea, sea reforzada y reestructurada, de esta manera se constituiría como un verdadero Gobierno de la Unión Europea en las materias de su competencia exclusiva, según los Tratados constitutivos. Además, la figura principal de Presidente de la Comisión, debería coincidir en una misma persona con la figura del Presidente del Consejo Europeo, que asumiera la jefatura del ejecutivo y la máxima representación de la UE en el exterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>